Tu cuerpo te limita
5 (100%) 7 votes
Tu cuerpo te limita, ¡Piénsalo! El césped se nutre de los alimentos de la tierra, la vaca come césped. Tú comes la vaca -en el caso que te guste la carne- ¿Quién te come a ti?

La respuesta sería: “Nadie me come a mi. Soy el ultimo eslabón de la cadena alimenticia”.

Ya…si supieras. Aparentemente si. Ahora te diría que te están comiendo pero de una manera diferente a lo que puedes entender como comida convencional.

Tu cuerpo te limita. Verás como poner tu atención en un simple concepto como ¿quién come a quién? te dará un aporte espectacular en tu forma de vivir la vida.

Tu y yo somos seres emocionales, así como muchos otros seres de este planeta. Por lo tanto cada emoción que vivamos y sobre todo que repitamos nos irán poco a poco marcando un hábito emocional, una forma de ser o una actitud en nuestro día día.

Para ir directamente al grano, tu te comes a ti mismo. Es decir que tu propio estado emocional controla toda tu realidad y sobre todo cómo vivirás esa realidad que llamas vida.
Al igual que has a aprendido a gatear, caminar y luego correr. Debes aprender a canalizar, calibrar y polarizar tus emociones.

“Es que no se puede”.
“Es muy complicado”.
“Mejor hacer otras cosas”.

TÚ ELIGES

Si decides descartar esta opción, te meterás tú solo/a en la boca del lobo y peor aún hasta puedes llegar hasta el transito (muerte) así.

Haz lo que tu veas oportuno, este estado es tuyo y puede seguir ahí durante toda tu vida. Créeme me quedé años atrapado en ellos. Me estaba comiendo a mi mismo casi entero.

¿Qué es la emoción?

La emoción es solamente una liberación química en tu cuerpo. Según su compuesto provocará una actitud u otra en ti. Eres dependiente de estos componentes químicos. Vivir sin ellos será bastante complicado. Ahora, lo que si puedes hacer es canalizarlos y controlarlos.

¿Cómo llega la emoción?

Existen varias formas, pero básicamente, la emoción se da cuando vives algo que afecta tu ser. Tu cuerpo es un vehículo independiente, tiene sus propios requisitos para sostenerse vivo. Pero básicamente no hemos aprendido a controlarlo -¡Qué me dices! mis padres me enseñaron a caminar y a valerme por mi mismo-. Va mucho más allá de la propia educación motriz y emocional que podamos recibir.

Pasamos gran parte de nuestra vida en un funcionamiento automático. Vivimos por reacción y pocas veces por contemplación.

Cada vez que reaccionas a un estímulo desarrollas sin querer un hábito, dejando que el cuerpo se adueñe de el, sea bueno o malo. No tienes el control. Estos hábitos se almacenarán en el sistema inconsciente de tu cuerpo para luego “ser tu”. Te definirás como una persona alegre, triste, agresiva, tímida, rencorosa, rabiosa, celosa etc.  Es como una fusión entre tu cuerpo y tus emociones, un todo en uno.

En su gran mayoría, el cuerpo suele ser un vehículo bastante resistente, pero a llega un momento en el que deja de responder como debería y como resultado, nos enfermamos. Claro, tenemos que entrenar y educarnos para lograr una optimización completa (Leer: Entrénate y conecta con tu potencial). Pero requiere un esfuerzo diario tremendo. La mayoría no se comprometen a eso y dejan el cuerpo en modo autómata.

Luego verás que encima además de las necesidades físicas, se te sumará todo un paquete de emociones que en realidad tienen un coste tremendo en tu rendimiento.

¿Cuántas veces te ha dado un dolor de cabeza, garganta, estómago etc. después de un tipo de mal emocional (pelea, conflicto, cabreo, alteración)?

En un momento dado, ese algo que te come desde dentro, necesita salir y ser procesado (de ahí la contemplación y aceptación de los procesos) tu cuerpo te limita y necesita expulsar lo que él no es capaz de procesar. Llevo años teniendo siempre a mano (El diccionario de las enfermedades emocionales).

Este diccionario te facilita una definición sobre cada enfermedad y sobre todo una interpretación desde el punto de vista del aprendizaje consciente. Es decir, detrás de cada enfermedad hay algo que aprender. Tu cuerpo te está hablando.

Llevo años casi sin caer enfermo. Cuando me pasa algo, intento y aprender la lección lo antes posible para decirle a mi cuerpo que se tranquilice , que ya pillé lo que me quería decir. Por lo tanto, desarrollar la habilidad de controlar y canalizar tus emociones será algo vital en tu crecimiento como ser humano.

 Yo paso de mis emociones, tengo otras cosas que hacer

Pues sufrirás porque te mientes a ti mismo. Si aceptas parar un poco la máquina y contemplarte desde dentro, podrías descubrir todo este espacio y sobre todo todas tus zonas de sombras.

Eres un ser emocional que lo quieras o no. ¡Eres humano!

 

 Tu cuerpo te limita ¿Por qué dices que me como a mi mismo?

Básicamente porque esas emociones son las que crean tu forma de vivir esta vida. Puedes ser rico, pobre, rodearte de gente o estar solo/a en una cueva. Todo lo que sentirás determinará tu percepción de la realidad.

¿Cuántos actores, políticos y otros “personajes” importantes se suicidan “teniendo todo”?

Gracias a Internet y plataformas como Youtube puedes escuchar cada vez más a diferentes personas de cualquier rincón del planeta abrirse y contar sus percepciones de la vida. Cuentan cómo ellos han superado o siguen atrapados en bucles de males continuos.

Ponte a prueba y Decide tú el día.

Debes flipar con todo a lo largo de tu día. Disfruta con todo lo que te ocurre y agradécelo.

Pregúntate primero: ¿Soy capaz de hacerlo?
Luego haz la prueba y dime cuánto tiempo aguantarías hasta que te llegue una emoción o momento no deseado. Si ocurriese uno de estos momentos, dime cómo lo gestionarías y cuánto tiempo seguirías en este bucle. Verás que suena mucho más fácil de lo que parece.

Si ves que el resultado es más que positivo sigue repitiéndolo más días hasta transformarlo en un hábito. Serás el rey/reina de tu templo. Controlar y canalizar las emociones es un poder tremendo.

” Yo no llego. Estoy mal conmigo mismo. Tengo siempre pensamientos y historias en mi mente que me producen mal estar. No soy capaz.”

Bienvenido a nuestro pueblo; los humanos. Siempre intento rascar un poco más a la superficie de las personas que voy conociendo.

La mayoría tenemos miedos, inseguridades, emociones guardadas, bloqueos, frustraciones. La lista es larga.

 Tu cuerpo te limita.¿Cómo puedo solucionarlo?

Somos muchos en el camino, los que nos dedicamos a ayudar a otros a vivir mejor su camino. Te recomiendo investigar  primero y contrastar información de diferentes fuentes. Youtube es una plataforma espectacular para eso (conferencias, entrevistas, videos,blogs) Todo es gratis y libre de momento, aprovéchalo.

También te invito a leer y estudiar este blog. Llevo varias décadas dedicándome a vivir mejor conmigo mismo y ayudando a otros a hacer lo mismo. (Leer: Entrenamiento emocional)

“Está muy bien lo que me dices SEBA, pero todo eso me lo conozco, sigo igual y no salgo del bucle”.

Claro, porque tienes estas emociones aún más ancladas en tu sistema inconsciente. Es como un árbol antiguo. Mientras más años tengas, más raíces profundas, duras y fuertes se establecerán en ti.

Es “aparentemente” más complicado de quitar. Por eso mismo desarrollé y adquirí dos herramientas que han sido para mi de las más eficientes.

La ConsciencioTerapía y la Hipnosis Regresiva. (Para más información haz clic en los enlaces)

Cada una propone un camino rápido y eficaz para que tomes consciencia y recuperes lo antes posible tu poder consciente. Si supieras lo que en cuestión de horas o minutos uno es capaz de hacer lo hubieras hecho ya hace mucho tiempo.

He podido asistir a la metamorfosis de tantas personas y mejor aún, aliviar años de cargas emocionales y sufrimientos guardados en todo tipo de gente. Es vital  que comprendas que si no paras los pies a tus emociones te irán comiendo cada vez más y de la forma menos esperada.

He brindado asistencia a muchos frente a la muerte de un ser querido, la despedida de un trabajo, la infidelidad de una pareja, personas queriendo matar a otros, conflictos familiares, conflicto de dinero o simplemente por miedo a vivir y salir de su zona de confort. Antes de vivir felizmente alegre te recomiendo quitar, vaciar y limpiar la máxima cantidad de cargas emocionales negativas que puedas.

Recuerda: La sombra es la ausencia de luz

Por lo tanto quítate tus sombras y descubrirás tu luz. Las sombras son todas las emociones que te puedan perjudicar para no vivir en un estado pleno.

¿Qué es lo que hay que hacer para Ser luminoso? (Buenas ondas emocionales)


Lo llamo
repolarización. Piensas que eres como una pila, tienes polaridades. la representamos con un más (+) y un menos (-)

Digamos que el más son todas las emociones que te provocan bienestar y el menos todo lo contrario. Para que la corriente pase hace falta siempre la dos polaridades. Por eso, es importante que sepas, que mientras está vida no se acabe, estarás siempre entre dos polaridades. Ahora puedes elegirlas y decidir sobre todo en cuál de ellas te quieres centrar.

Ya lo decidí hace años cuando me marche a vivir en un lugar diferente de donde había nacido. Al manejar herramientas, hábitos, y haber creado una vida a medida, dispongo a diario de una fuente de bienestar que retroalimenta mi estado anímico. Para las mentes mas racionales y financieras que lean esto es como hacer una buena inversión emocional.

Cuando se habla del éxito se refiere mucho a la conquista de unas metas, retos, logros. Solemos siempre referirnos al éxito económico. Por mi parte entendí que cualquier asunto de este planeta se lleva al campo de las emociones.

“Tu cuerpo te limita. Tú te comes a ti mismo y no lo sabes todavía” 

Vivimos constantemente buscando emociones y estados anímicos. Que sea el campeón de algo (emoción), que tengas mucho dinero (emoción), que seas presidente de un estado (emoción), que este con la pareja ideal (emoción), que ganes la lotería (emoción) etc.

Todo es emoción o mejor dicho detrás de todo está escondido un anhelo emocional latente que desea expresarse.

Las ventajas de las emociones son directas,  gratuitas y están siempre contigo, pero están disfrazadas y más bien pasarán a través de varios vehículos.

Por más dinero, propriedades o cosas que tengas, cuando estés a punto de morir verás la vida con otros ojos. Lo que necesitamos es abrirlos antes y mezclar las diferentes virtudes que nos da este mundo.

-Éxito del cuerpo
-Éxito de la mente
-Éxito de las emociones
-Éxito Espiritual

Los 2 últimos son los que más provecho te darán en cualquier situación pero son los más invisibles (ahí está el truco).

Tu cuerpo te limita. La consciencia es el único camino

Retoma tu poder y elige las emociones que quieres activar en ti. Se poderoso/a en este sentido. Estas hecho/a para vivir feliz y alegre. Solamente que nadie desde una manera “más real” te lo ha enseñado.

El sistema moderno proyecta todo hacia fuera (tener pareja, tener dinero, tener casa, tener reconocimiento, tener, tener y tener). Funciona hasta un cierto grado  pero estarás siempre dependiendo de esas cosas externas. El día que te marches o cambie tu alrededor sin aviso previo vivirás en tu propia carne algo bastante interesante. ¡Quien eres sin nada de eso!

Como ya te he contado varias veces, llevo años ayudando a personas mayores a despertar su potencial. Muchas de ellas están enfermas o su gente se ha marchado ya. Tienen dinero, tienen propriedades, tienen familia pero su mundo se hunde, porque la verdad no está ahí. Muchos de ellos deciden arrancar otra percepción de la vida a 80 años -y cuesta mucho-. Pero es lo que hay porque de otra manera no funciona.

Por supuesto que puedes sustituir y cambiar las cosas que te rodean para algo mejor. Pero seguirás engañándote hasta que llegues al famoso día de la despedida de este plano físico (la muerte).

Soy como tú, me encuentro viviendo bajo la misma reglas pero lo vivo cada vez más de una manera desapegada y disfruto aún más con todo lo que ocurra. Dedico mi tiempo a mantener a flote mi estado emocional. Con o sin gente, trabajo o propriedades. Es lo único que tienes que hacer en realidad en este mundo.

El desapego es el camino a la despedida de esas sombras internas para que tu propia luz salga y inunde este mundo.

Te invito lo antes posible a vivir lo mismo.