¿Has hecho alguna vez un puzzle?

Si eres de jugar como yo, comprenderás que hacer un puzzle requiere tiempo, paciencia y sobre todo constancia. Un puzzle tradicional está compuesto de varios fragmentos de cartón (en general) los cuales encajan los unos con los otros para formar una imagen o fotografía.
Cada pieza es única y distinta de la otra. Por lo tanto, no existen dos piezas que encajan en el mismo sitio, ya que el conjunto acoplado correctamente creará la “imagen” en su totalidad.

Existe una variedad infinita de puzzles, desde el más simple con pocas piezas, hasta otros muy complejos, con miles de piezas. Cuando uno comienza en el camino de los puzzles complejos verá que se necesita un buen sistema de gestión y organización. Si te lanzas al azar,  podrás tal vez tener suerte para encajar algunas piezas, pero si quieres completarlo, necesitarás un método.

Imagínate por un momento que la imagen de ese puzzle completo es la “Vida” y que tú, eres una de estas piezas de puzzle. ¿Cuánta probabilidad habría para que encajases perfectamente en el puzzle de la vida?

Si consideramos que cualquier ser humano fuese como una pieza de este puzzle grande, ¿cómo podríamos hacer para que todas las piezas encajasen perfectamente y creasen la imagen en su totalidad?

Desde hace muchos años comencé a percibir la vida como un puzzle gigante, de ahí el título (tu pieza de puzzle). Para mi cada uno de nosotros corresponde a una pieza única, con una función y forma propia de realizarla. Pero la gran mayoría de las veces observo personas tras personas que no encajan con lo que viven, por lo tanto que sufren.

  • 25 años con una familia donde nadie le comprende
  • 40 años con una pareja que no funciona
  • 20 años con un trabajo con malos rollos
  • 30 años con un cuerpo que no le gusta
  • 50 años viviendo en un sitio que le da temor

Podríamos obtener una lista infinita y/o abarcar la gran mayoría de la población. Lo siento si lo que te digo te puede afectar, pero simplemente todos o casi todos entran en un punto de esta lista (yo también me incluyo). Hablo por experiencia, mientras más avanzo en la vida mejor me siento, pero no significa que el resto de las personas también se sientan bien. Por mi parte, voy encajando mi pieza de puzzle. 

Me encantaría contemplar un mundo donde pueda percibir lo siguiente: 

  • ‘’Me encanta mi mujer/ mi marido’’
  • ‘’Me flipa donde vivo’’‘’Me apasiona mi trabajo’’
  • ‘’Tengo la mejor familia del mundo’’
  • ‘’Me quiero mucho’’
  • ‘’La vida es una maravilla’’
  • ’Participo en una mejora colectiva’’
  • ‘’Cuido a los seres que me rodean’’

etc.

Si te has sentido conectado con la lista de antes o simplemente ves que en tu vida algunas cosas no van como a ti te gustaría, entonces es que tal vez tu pieza de puzzle no encaja correctamente en la “imagen de la vida donde quisieras encajar”. Insisto, cada pieza es única y corresponde a un único lugar del puzzle, en el caso que quieras encajar en algo que no es lo tuyo, sufrirás o vivirás muchas alteraciones emocionales (represiones, conflictos, malos rollos etc)

TRABAJO PRÁCTICO: TU PIEZA DE PUZZLE

Escoge una hoja de papel. Recorta esta hoja en unos 20 trozos de papeles dándoles una forma aleatoria. Ahora, me gustaría que escribieras en cada uno de estos pedazos lo siguiente: 

Primera etapa: Escribe tu nombre en un trozo y luego los nombres de las personas que están a tu alrededor (familia, amigos, compañeros de trabajo o cualquier persona que te rodea) etc.
Segunda etapa: Resuelve el puzzle; simplemente reconstruyendo la hoja de papel al completo.

¿Qué conclusión puedes sacar de este juego?
Las piezas que encajan perfectamente contigo (es decir, las que están pegadas a la pieza de puzzle con tu nombre) no son tal vez las personas que esperarías. Probablemente, las personas que encajan con tu pieza, no van a ser quizás de tu gente más cercana en la vida real. Puede que te sorprenda tener más afinidades geométricas con tu jefe, cuñado, o alguien que hayas conocido hace poco.

DESPIERTA TU PIEZA DE PUZZLE: Si no encajas, sufrirás.

Eres único y muy valioso en este planeta. He conocido a tantos seres que repiten siempre lo mismo (yo el primero) por el simple hecho de intentar encajar en algo que no le corresponde. A veces se matan a sí mismos por vivir algo que no les corresponde.

  • Seré el hermano perfecto, lo protegeré siempre = La vida de otro tiene más sentido que la mía
  • Me querrá siempre= Aguantaré todo, a cualquier coste
  • Seré el mejor, nadie me superará= Quiero recibir atención
  • Ganaré mucho dinero y compraré muchos bienes =  Necesito tener para sentirme realizado
  • Me querrá, ya lo verás= Apego las expectativas
  • Ellos todavía no lo saben, pero soy indispensable= Necesito el aprobación de los demás

“Dependemos” de otros para realizar una imagen mayor.

Todo esto podría ser cierto y deseo que logres todo lo que te propongas, pero al final, si realmente encajas en lo tuyo no te plantearías nada de todo eso; irías fluyendo como un pez en el agua. Créeme, pasé por varios puntos de esta lista y por mucho que haya logrado muchos de ellos, he tenido que hacer un esfuerzo colosal para cumplirlos: mucho trabajo, mucho sudor, mucho llanto y sobre todo mucho sufrimiento. Por este mismo motivo he creado el curso LIBERANDO TU POTENCIAL donde descubrirás paso paso una forma de llegar a una vida a medida. Por más que cumplas metas y que seas el primero en todo, lo ideal es que encajes desde tu pieza de puzzle. Recuerda, eres único y tu forma es única. 

MI VIDA NO TIENE SENTIDO

Hasta ahora he podido comprobar que pasamos por grandes fases de engaño. Es decir, que muchas veces queremos cosas que no nos corresponden o que simplemente nos amarramos a estructuras que son tóxicas para nosotros.

Ejemplo 1: Dependencia Emocional

Hola, me llamo Lidia.
Llevo 3 años viviendo con mi novio, nos queremos mucho y todo va muy bien, pero mi pareja suele beber bastante. Más de una vez sale con los amigos y vuelve borracho a casa. El otro día tuve que limpiar las sábanas, se acostó directamente con todas sus ropas mojadas de algo que olía bastante mal. Le digo siempre que deje de beber, que no me gusta verlo así, pero él sigue. Me dice que soy una aburrida, y que no sé pasármelo bien. Pero a mí no me hace falta el alcohol para reírme y disfrutar cuando salgo. No sé que hacer, lo quiero mucho. Es el hombre de mi vida.

Ejemplo 2: Falta de Empoderamiento

Hola…
Gracias por escuchar mi historia. Mi nombre es Alberto, vivo una historia un poco peculiar. Hace 5 años me quedé sin trabajo y decidí volver a la casa de mi madre para ahorrar gastos y también disfrutar de su cocina (mi madre hace la mejor tortilla del mundo). Me encanta mi madre, es adorable, pero no le gusta mi pareja.

Conocí a Sonia el año pasado, nos enamoramos directamente. Ella no tiene trabajo tampoco y tiene un niño de otra relación. Hace 4 meses se tuvo que ir de la casa donde vivía porque el casero decidió venderla. Vivía con dos otras compañeras de piso, se fueron cada una por su cuenta y le dije que se viniera a vivir conmigo. Llevamos algo más de tres meses compartiendo mi casa y el niño también duerme con nosotros en el mismo cuarto. Le hemos puesto un colchón pequeño en el suelo.

Estoy ayudando a Sonia todo lo que puedo, es una mujer increíble. Ha conseguido llevar a su niño para adelante sola. Mi madre y ella se pelean constantemente. Muchas veces me encuentro en el medio de las dos y no sé qué hacer.

Ejemplo 3: Apegos

Buenas tardes
Llevamos ya 10 años compartiendo el mismo despacho. Somos un equipo compuesto de dos socios más cinco empleados. Mi socio no entiende que más de una vez nos quedamos sin liquidez para pagar a los empleados. Quiere despedir a la gente. Yo prefiero bajar mi sueldo para que el grupo siga adelante. Esa gente tiene una familia que mantener. También hay buen ambiente en la empresa.
Soy un hombre de negocios pero cuido mucho el aspecto emocional de mis empleados. Mi socio es lo opuesto, él quiere siempre ganar más dinero e invertirlo en proyectos nuevos. Ya hemos pasado por una racha de ese tipo y siempre hemos remontado dando mejores resultados aún.

Tengo que hacer un esfuerzo constante para mantener la cara delante de mis trabajadores. No quiero que perciban la situación entre mi socio y yo. Lo aprecio mucho, son varios años de “lucha” juntos. Es como parte de la familia. Pero su forma de comportarse con la gente no me corresponde en absoluto. Durante la última conversación que tuvimos tuve que irme de repente porque no lo soportaba. Le agradecería su visión y/o ayuda al respecto.

Saludos

¿Qué nos puede enseñar estas historia?

Son tres historias completamente ficticias, pero podrían ser verdaderas. En los tres casos tenemos situaciones completamente distintas con protagonistas y escenarios muy diferentes. Estamos delante de algo que no corresponde a la realidad que uno mismo quisiera experimentar. Nadie quiere soltar o dejar la situación que vive. Todos intentan encajar y hacer que su historia se resuelva bajo las mismas tomas de decisiones y acciones. A través de muchos años de cambios radicales en mi vida, y atravesando toneladas de miedos (Ver vídeo: Cómo vencer tus miedos)  tuve que “romper” con capas de realidades que no funcionaban para mi. Primero fue el país donde nací, luego el idioma, luego la cultura. Dediqué más de 20 años a intentar encajar y hacer que las cosas fluyeran de la mejor forma posible, pero no sirvió en absoluto.

Más adelante me di cuenta que tampoco encajaba con las personas de mi entorno: me adapté más de 30 años sin realmente expresar todo lo que tenía dentro. Más bien ocultaba mi percepción de la realidad para no vivir el rechazo (esto me pasó luego factura por mi comportamiento) (Leer: A mi estado). Por último, también tocó lo de la construcción de un núcleo familiar. Pasé varios años con parejas que sabía internamente que no eran lo que querìa para la construcción de una familia. Había un sufrimiento latente por parte de ambos y la relación permanecía.

¿Por qué tanto tiempo para aprender algo tan simple?

Es vital que comprendas que tu pieza de puzzle, no puede encajar con todo y con todos, básicamente porque eres único/a. Esa diferencia te hace ser especial. Una vez expresada tu función como pieza única, disfrutarás tremendamente de las cosas que vives. Si decides reprimir lo que sientes en tu interior, estarás consumido por emociones tóxicas. Somos los únicos responsables de nuestras decisiones. Te lo digo de corazón, no mola nada aguantar cualquier tipo de emoción tóxica (me “morí” varias veces a base de ellas).
Con mayor frecuencia intentamos cambiar los elementos externos en vez de modificar nuestra percepción interna. Parece más fácil, pero todo dependerá de tu potencial creador, tu habilidad por pasar a la acción y tu forma de ser. Durante mucho tiempo he trabajado y entrenado como una bestia para modificar mi realidad interna, intentando percibir algo que no sentía y vivir con alguien que no quería.  Más represión y sufrimiento todavía me llevé en mi mochila de viaje (no lo recomiendo)

El cuerpo humano dispone de un diseño espectacular, es decir que le permite llevar para adelante varios niveles de “aguantes” tremendos. Sufrirás y, a veces, hasta enfermarás, pero si el cuerpo sigue vivo tirarás hacia adelante. Si pudiéramos prestar más atención a lo que uno siente, sería mucho más fácil. Pero para eso se requiere reaprender a aprender. Es decir, expresar y actuar en función de lo que uno siente, en vez de determinar a través de la mente lo que es correcto.

Y me dirás :-”Entonces quien se enoje podría matar a otra persona”. En este caso sería más que bienvenido usar la mente consciente, justamente para contemplar la dosis de rabia que nos puede entrar en un momento determinado. Todo lo que pueda ocurrir dentro de ti es tuyo y de nadie más. Por lo tanto, las otras piezas del puzzle te servirán de espejo para contemplar lo que hay dentro de ti. No te preocupes cuando encuentres lo tuyo, todo será mucho más fácil y agradable (hablo por experiencia).

¿QUÉ DEBO HACER PARA ENCAJAR CON MI PIEZA DE PUZZLE?

Primero date cuenta de que eres único/a y que no eres una copia de tus padres, familia, y amigos. Por más que te sientas más afín a un grupo u otro, tu función como pieza sigue siendo única. Debes sintonizar y vibrar con tu función. Tu objetivo es reconocerte en ella y por supuesto disfrutar de sus beneficios.

Imagínate a una persona con la idea de montar una floristería en su pueblo. Ve que hay una oportunidad, ya que el único sitio más cercano para comprar flores se encuentra a 10 kilómetros del pueblo. Podría al nivel emocional vivir una satisfacción plena por estar rodeado de flores, trabajar con ellas, y sobre todo, compartirlo con las personas. Pero, para eso le tendría primero que llamar la atención el tema de la naturaleza, específicamente, las flores. Luego tener una habilidad y gusto para montar un negocio y también tener don de gentes para vender. 

Si no es así, la tarea de tener una floristería será realmente un esfuerzo y un peso en su vida. Estaría constantemente frustrad, quejándose, pensando en todo, menos lo que esté haciendo. Por lo tanto va a depender de la persona misma para que su realidad externa se pueda alinear con su realidad interna. He pasado por ambas fases. Es decir que me he “obligado” a hacer cosas que no me gustaban particularmente y que no sentía de primera, pero que dieron sus frutos más adelante en mi vida (aprender el español era una de ellas). Como también vivir y encajar perfectamente en lo tuyo pero sin tener resultados aparentes.

Lo suyo es desarrollarse en todas las etapas que permitan expresar tu pieza de puzzle (las que te gustaría y las que no te gustaría). Lo comprenderás más adelante.

TU PIEZA DE PUZZLE EVOLUTIVA

Eres evolución. Al igual que tu cuerpo físico cambia, notarás tal vez que tus pensamientos y emociones se irán modificando a lo largo de tu vida. Le pasará exactamente igual a tu pieza de puzzle. Es decir, tu forma irá cambiando según las tomas de decisiones que irás eligiendo en tu vida. Si no me hubiera decidido a salir de mi entorno familiar, estaría viviendo otras cosas en ese momento presente y sobre todo, no estaría escribiendo este artículo para ti.

Mi “Yo” de ahora está a años luz frente a mi “Yo” de hace diez años. ¿Soy la misma persona? Sí, pero mi forma ha cambiado.(leer : Héroes de la sombra) Adquirir experiencias, habilidades y sobre todo consciencia, te permite expresar mejor la función de tu pieza de puzzle.

“No eres un producto de consumo que fabrican en serie. 

“Eres tú,  y por eso vales” Si quieres expresar tu función como pieza de puzzle tendrás que liberar primero, muchas creencias falsas que engulliste desde pequeño. No todos nacemos en una familia “optimizada”. 

Claro, verás que a través de los años desarrollarás un patrón de pensamientos y actitudes que a su vez formarán un hábito en ti. Ese hábito a más lo repitas, más se creará una forma de ser tuya, que luego admitirás como tu pieza de puzzle (pero no es la auténtica). Por lo tanto tu pieza de puzzle real se encuentra por debajo de todo eso. Es necesario que comiences a escuchar tu interior si quieres activarla.

Curso liberando tu potencial banner

TU REALIDAD EMOCIONAL (el mundo interior bajo control)

Se llama Tierra, viven una multitud de seres y especies completamente diferentes los unos de los otros .Una raza en concreto (los humanos) disponen de la gran ventaja de poder “elegir” y completar su modelo de vida. Llevan ya miles de años ahí y crearon un sistema donde ellos mismos han decidido vivir bajo sus reglas. Muchas de las reglas de ese sistema no corresponden ya a las reglas de los primeros llegados. Los sabios de la antigüedad sabían perfectamente que para que los humanos puedan funcionar a pleno régimen, debían ser Felices. Y que además, esa felicidad se encontraba dentro de ellos mismos.

Con miles de años de evolución, el secreto de la felicidad se fue ocultando cada vez más  por sustituirse a una nueva doctrina mucho más eficaz para maniobrar y manejar esa cantidad enorme de seres. Se desarrollaron trabajos y tareas centrados más en la realización de un sistema mejor, pero basado en el crecimiento económico y preservación de la especie, y no en el desarrollo pleno de su ser. Ese sistema no estaba basado en el estado emocional empoderado de los humanos. La mayoría de ellos sufrían sin saber muy bien por qué. Más de uno a veces ponía fin a su realidad física (suicidio) por el simple hecho de no sentirse bien consigo mismo y sentirse desplazado de la realidad que experimentaba. 

Otros compensaban ese anhelo emocional de bienestar con todas las diversiones que ofrecía el sistema (alcohol, drogas, sexo, entretenimiento), alejándose cada vez más de su potencial y fuente de poder basal. Afortunadamente ese sistema no llegaba a ser perfecto para los que lo controlaban. Muchos humanos seguían conectados con el conocimiento ancestral. Ellos caminaban por el mundo cumpliendo una función muy especial; recuperar y reconectar con lo que era suyo (el bienestar de vivir por ser quienes son) y por supuesto, compartirlo con otros para un bien común.

Más de una vez se ha podido comprobar que cuando un ser humano pasa de un estado de pena a un estado de bienestar, existía un cambio radical en él. Es como si estuviera conectado a la corriente. La biología humana tiene además la gran capacidad de reflejar el estado emocional de las personas a través de su físico. Por lo tanto, los que mayor conexión tienen con ellos mismos, mejor se percibe su presencia física. En la Tierra, existían una diversidad de seres increíbles, era realmente un mundo perfecto para vivir Leer: Maestros De Pelos. Todos estos seres pertenecían al mundo físico, es decir, que podíamos tocarlos por la mayoría e interactuar con ellos.

El planeta abarcaba también otros tipos de seres, los que se encontraban en otros planos. Eran más sutiles (no tenían cuerpos físicos) e interactuaban directamente con todas las especies físicas. Al igual que los humanos, ellos también pertenecían a un sistema propio, donde también habían olvidado la esencia para ser alegres. Podría ser un mundo muy feliz pero los humanos y los de otras especies no recordaban el propósito común (la frecuencia de la felicidad).

Estos seres llamados “compis” interactúan a través de cualquier ser vivo de ese planeta. Al no ser físicos es muy fácil para ellos integrarse con otros seres físicos y experimentar varias vivencias a través de los humanos, los cuales son sus favoritos. El único inconveniente es que muchas veces tanto los humanos como los compis no saben que ambos participan en un mismo Plan  y que ambos quieren ser felices a su manera (cada uno desde su sistema de creencias).

Los sabios de otros tiempos dejaron rastros, memorias y planes de instrucciones para que esos dos pueblos puedan convivir y participar en el desarrollo de cada uno. Ambos sistemas por sus diferentes líderes desarrollaron una estrategia para inundar los dos pueblos de conocimientos falsos e irónicos. Todo eso sirve, por supuesto, para alejar a cualquiera que se quiera acercar de la verdad (ser feliz).  Es mucho más fácil controlar a los seres bajo el paradigma del miedo y el desconocimiento que desde el empoderamiento y el bienestar.

Por lo tanto ambos pueblos sufren sin realmente darse cuenta. Intentan tomar nuevas decisiones que les llevan a otros sufrimientos. Así van pasando las vidas, una tras otra. Lo que los humanos ignoran es que mientras ellos van tomando decisiones, ‘’los compis’’ que tienen acoplados con ellos también toman sus propias decisiones y a veces van en sentido contrario.

Es como si varias personas se pusieran a trabajar juntos en equipo, pero la noción de equipo fuese hacer todo lo posible para perjudicar al otro. Puede funcionar, pero en un momento dado habría que ponerse de acuerdo para avanzar juntos. Por suerte existen compis muy buenos, que trabajan mucho para que sus compañeros humanos puedan avanzar junto a ellos en su camino. Estos compañeros al igual que los humanos son seres que comprenden que para vivir mejor hay que vivir unidos. Encontrar la forma en la que todos podamos avanzar, es la clave.

Varios humanos ya están en marcha, y a la vez, con varios compis que los acompañan en sintonia. Es un viaje muy interesante donde todos van en el mismo sentido, con las ganas de descubrir una nueva existencia.

Mientras, otros siguen estancados, mal, sufriendo, en guerra unos con los otros y sobre todo, divididos. Anhelan lo mismo que los demás (ser felices) pero piensan que lo van a encontrar matando al otro que tienen delante. Es una lástima, pero también es parte de una experiencia de aprendizaje para todos.

“Darse cuenta del camino que no es, es parte del camino”.


Si pudieras sentir una vez en tu vida el placer de encajar y que todo perdure así… Quien eres, donde vives, lo que haces y con quien te rodeas, fliparías totalmente. Procuro dedicar gran parte de mi tiempo y decisiones en ese estado. Pero no ha sido fácil para nada. Es un entrenamiento a diario de tomas de decisiones y re evaluación de uno mismo para elegir lo que me corresponde en el momento presente. Familia, amigos, función, país, idioma… todo es un reflejo de cómo uno vive su interior. Sigo constantemente afinando para sintonizar y mejorarme a mí mismo. Me doy cuenta que cada vez que integró algo como parte de mi realidad todo va mucho mejor.

Por ejemplo, ahora conversando contigo en Español, es puro placer. En su momento era un esfuerzo gigante poder hacer una frase correcta y mucho más cuando quería expresar lo que sentía (Leer: Las metas se cumplen el propósito se vive). Todo dependerá de tu entrenamiento para cultivar tu “pieza de puzzle” . A veces escucho a personas que me dicen, ‘’todo irá bien, déjate llevar’’. Soy un gran fan de dejarme llevar, pero si me pilla lo contrario, miedo, rabia, rencor, estrés etc, procuro intervenir para reajustar el timón y así vivir emociones que me empoderen; alegría, amor, paz…

Es necesario cuanto antes que tomes el rumbo de tu barco, en la dirección que más te apetezca vivir. Para mí es la dirección del bienestar permanente.

TU PIEZA DE PUZZLE EN EL SISTEMA

Ahí es donde podría ser difícil encajar (por lo menos lo fue para mí) y requiere gran parte de tu entrenamiento. El sistema actual económico no está basado en la felicidad de las personas, mas bien es generador de sufrimiento. Exagero un poco, si vieras cuánto dinero puede mover el malestar de la gente en el sistema alucinarías. Podríamos ya haber creado unos cuantos universos. Depende del país, de la cultura y el sistema donde vivas, habrán reglas, leyes, normas que más de una vez irán en contra de lo que es para ti correcto.

Tomar las decisiones adecuadas para ser feliz es decidir vivir desde tu pieza de puzzle.

Mi propio proceso ha sido tremendamente doloroso (emocionalmente). El simple hecho de ser yo mismo y poder encajar en algún lugar era desconocido para mí. Tenía un anhelo permanente de pertenecer a un lugar que no encontraba y estar rodeado de seres que tampoco estaban. Me había visto siempre diferente, siempre mal conmigo, y con una gran soledad interior por más personas que pudiera tener a mi alrededor.Leer: Tu cuerpo te limita

Me di cuenta de adulto, que mucha gente por el simple hecho de evadir de la situación de estar solo/a consigo mismo se quedan con personas, grupos y lugares que no les corresponden. El ser humano es un ser social, por lo tanto, estar juntos es vital para nuestro desarrollo. Mejor solo que mal acompañado dicen. 

Es necesario que respondas a tu pieza de puzzle si quieres realizarte al nivel emocional en este planeta. Es decir, sentirte bien como quien eres, ni más ni menos. El sistema te puede indicar su propia fórmula (estudiar, trabajar, casarse, tener niños etc) pero si tu pieza de puzzle responde a otras cosas es vital que la ponga en marcha y vivas tu vida desde un plano de coherencia.´(pensar, decir, hacer, sentir, todo en la misma línea)

En el sistema moderno se vive bajo el código del dinero. Es decir que si quieres obtener algo como comer, ropa, techo o cualquier otro tipo de cosas, tendrás que tener dinero (en la mayoría de los países modernos). Es la parte donde muchos se estancan (yo el primero) cuando se trata de expresar su función como pieza de puzzle y además ganar dinero con ello.

Para obtener ese dinero tendrás que cumplir con una función que te reportará un beneficio económico. Pero para sostenerte aquí más de una vez te meterás en algo que no te gustará o tal vez estarás con personas que no cuadraran, y al final te detendrás (tu pieza no encaja). Todo por el simple hecho de ganar dinero y poder sostenerte.

Existen tantas personas así que parece que lo normal es hacer lo que a uno no le gusta durante la mayor parte de su tiempo.
Si te interesa ganar dinero de lo que te apasiona, será necesario que te replantees tu estructura actual. Mucha gente gracias a Internet, han desarrollado sistemas para ganar dinero desde la perspectiva de su pieza de puzzle.

Todo eso por supuesto no se enseña todavía en las escuelas. Leer: La Cárcel de Niños
Si te ves en una situación donde todavía te es imposible cambiar de trabajo, función o lugar te invito a que descubras lo que te haces vibrar.

VIBRAR CON TU PIEZA DE PUZZLE

Vibrar para mi consiste en llevar tu desarrollo de vida a un estado de felicidad alto. En mi caso es hacer lo que estoy haciendo ahora mismo (escribiendo es una de las maneras)  También compartir con otros los procesos de la consciencia de forma fácil, sencilla y con mucho humor. Vaya donde vaya soy mono-temático. Abrir consciencia me apasiona desde que soy niño… Pero antes no sabía que se llamaba de esa manera.

Ahora estoy encontrando una fórmula para poder vivir así y disfrutar de ello en este sistema. Existen infinidades de maneras de expresar tu pieza de puzzle, debes encontrar tu manera de aplicarlo dentro de tu margen de posibilidades. 

Ejemplo: Pepe trabaja en un taller de mecánica pero, lo que más le fascina es el contacto físico con la gente. Le encanta tocar a las personas. Le apasiona el contacto humano y toda la mecánica de la salud física (masajes, osteopatía, fisioterapia etc) Mucha gente de su alrededor le piden masajes. Cada vez que Pepe tiene tiempo libre se pone a investigar toda la información que pueda encontrar (libros, Internet, cursos etc) o varias formas para aliviar dolores e inflamaciones del cuerpo físico. Mientras tanto, para ganar dinero Pepe “debe” pasar unas 8 horas diarias para sacar un sueldo decente en el taller. Él cree que hace lo correcto, así puede tener ingresos y tener sus gastos pagados, pero su vocación es otra.

Como ves, Pepe es una persona muy responsable, pero, de una cierta manera no está siendo realmente coherente consigo mismo. Vive atrapado en un proceso de supervivencia económica y dedica principalmente su tiempo de vida en algo que no le da una plena satisfacción.

Te invito a que hagas una observación de tu propia pieza de puzzle y que busques cuanto antes dónde encajas verdaderamente. Descubrirás que tu felicidad sirve para inundar la realidad de otros, y así, crear un efecto domino. Somos el propio ejemplo de las generaciones que quedan por venir. Expresar su pieza de puzzle y manifestar su don debería ser el pan de cada día. De corazón deseo que expreses tu pieza de puzzle al mundo.